miércoles, 13 de octubre de 2010


Cuando llegue la noche,
y se oscurezca la tierra
y la luna sea la única luz que veamos.
No, no tendré miedo.
Mientras tú estés, estés conmigo.
Cariño, quédate conmigo, quédate conmigo...

Y si el cielo que vemos arriba
se derrumbara y cayera
O la montaña se desmoronase
hacia el mar..
No lloraré, no lloraré.
no derramaré ninguna lágrima
Mientras tú estés, estés conmigo.

Quédate conmigo,
Quédate conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada